TOXINA BOTULÍNICA (BÓTOX)


En medicina estética lo usamos para “embellecer” el tercio superior de cara, entre otras zonas.También para corregir ciertas asimetrías. Su indicación es para arrugas de expresión o dinámicas. Esto es en arrugas de la frente, entrecejo, cerca de los ojos: “patas de gallo”. El resto de arrugas o surcos en cara son de Indicación para Rellenos (de no ser para lifting quirúrgico), ya que no son de expresión y se necesita llenar el espacio debajo de la misma con volumen.


MECANISMO DE ACCIÓN


Luego de la aplicación, la toxina botulínica comienza con el correr de horas a días a producir una relajación muscular de la zona de puntura, evitando o suavizando estas arrugas de expresión. No se usa para producir volumen o para que quede la zona hinchada. También puede levantar cola de cejas si lo deseamos. El tratamiento es rápido, indoloro, y de fácil aplicación, pudiendo retornar al momento a sus actividades diarias. Se usa en jóvenes o ancianos; y en todos los sexos. La duración del efecto puede variar desde 4 a 6 meses, en las marcas de mayor duración. Hay otras que duran 1 o 2 meses. Debe ser empleado por un profesional médico, ya que presenta contraindicaciones y su mal empleo resultaría perjudicial.